Cumplimiento de las Leyes de Inmigración para Servir el Interés Nacional


Este memorándum implementa la Orden Ejecutiva titulada “Aumentando la Seguridad Pública al Interior de los Estados Unidos” emitida por el presidente el 25 de enero de 2017. Se compone de instrucciones para el personal del Departamento en lo que se relaciona al cumplimiento de leyes de inmigración de los Estados Unidos, y se aplica a las actividades de cumplimiento de Inmigración y Aduanas Estadounidenses (ICE), Protección de Aduanas y Fronteras Estadounidenses (CBP) y Servicios de Nacionalidad e Inmigración Estadounidense (USCIS). Por lo tanto, debiera informar actividades de cumplimiento y extracción, decisiones sobre detención, litigio administrativo, solicitudes y cumplimiento de presupuesto, y planificación estratégica.

Con la excepción del memorándum del 15 de junio de 2012 titulado: “Uso de Discreción de la Fiscalía con Respecto a Individuales que Llegaron a EE.UU. cuando Niños” y el memorándum del 20 de enero de 2014 titulado “ Uso de Discreción de la Fiscalía con Respecto a Individuales que Llegaron a EE.UU. cuando Niños y Ciertos Individuales que son los Padres de Ciudadanos Estadounidenses o Residentes Permanentes”, toda directiva, memorándum o guía que esté en conflicto con esta orden ejecutiva es inmediatamente rescindida –en lo que se relacione al conflicto– incluyendo, pero no limitado, al memorándum del 20 de enero de 2014 titulado: “Normas para el Arresto y Extracción de Inmigrantes Indocumentados” y “Comunidades Seguras.”

A. Las prioridades de cumplimiento del departamento

El Congreso ha definido el rol y las responsabilidades del Departamento en lo que se refiere al cumplimiento de las Leyes de Inmigración de EE.UU. Efectivo inmediatamente, y consistente con el artículo, sección 3 de la constitución de EE.UU. y la sección 3331 del Título 5, Código de EE.UU., el personal del Departamento debe cumplir fielmente las Leyes de Inmigración de EE.UU. contra todo extranjero removible.

Con la excepción de lo que se indica específicamente arriba, el Departamento ya no eximirá las clases o categorías de extranjeros removibles del cumplimiento posible. Ejecutando fielmente las leyes de inmigración, el personal del Departamento debe tomar acciones de cumplimiento en acordanza con la leyes aplicables. Para lograr esta meta, como se señala a continuación, dirijo a ICE a contratar rápidamente a 10,000 oficiales y agentes, sujeto a recursos disponibles, y tomar acciones de cumplimiento sujeto a recursos disponibles. Sin embargo, para maximizar los beneficios para la seguridad pública, detener la inmigración ilegal y prevenir el fraude y la tergiversación, el personal del Departamento debe priorizar la extracción de los extranjeros descritos por el congreso en las secciones 212(a)(2), (a)3, y (a)(6)(C), 235(b) y (c), y 237(a)(2) y (4) del Acto de Inmigración y Nacionalidad (INA).

Ademas, independiente de las bases para la remoción, el personal del Departamento debe priorizar a los extranjeros removibles que: (1) hayan sido condenados por un delito; (2) hayan sido acusados de un delito que no ha sido resuelto, (3) hayan cometido actos que se traten de un delito criminal imponible, (4) hayan participado en fraude o tergiversación en conexión con cualquier asunto oficial ante una agencia gubernamental, (5) hayan abusado de un programa relacionado a la recepción de beneficios públicos, (6) sean sujetos a una orden de extracción, pero no hayan cumplido con su obligación legal de salir de EE.UU., o (7) en el juicio de un oficial de inmigración, representen un riesgo para la seguridad publica o la seguridad nacional. El director de ICE, el comisionado de CBP y el director de USCIS pueden, dentro de lo que consideren apropiado, emitir directivas para colocar los recursos apropiados que prioricen actividades de cumplimiento dentro de estas categorías – por ejemplo, priorizando actividades de cumplimiento contra extranjeros removibles que son delincuentes convictos o que están involucrados en actividades de pandillas o tráfico de drogas.

B. Fortalecer programas que faciliten la ejecución eficiente y fiel de las Leyes de Inmigración de los Estados Unidos

Facilitar la ejecución eficiente y fiel de las leyes de inmigración de EE.UU. –y priorizar los recursos del Departamento – requiere el uso de todo sistema y herramienta de cumplimiento por el personal del Departamento.

A través de la aprobación de las leyes de inmigración, el Congreso estableció un régimen reglamentario extenso para sacar inmediatamente a extranjeros de EE. UU. conforme con todos los procedimientos legales correspondientes. Yo determino que la ejecución fiel de nuestras leyes de inmigración se logra mejor utilizando todas estas reglas en la mayor medida posible. En consecuencia, el personal del Departamento hará pleno uso de estas reglas.

Los extranjeros delincuentes han demostrado su indiferencia hacia la ley y representan una amenaza para las personas que residen en los Estados Unidos. Como tal, los extranjeros criminales son una prioridad para la remoción. El Programa de Cumplimiento de Prioridades no alcanzó sus objetivos declarados, añadió un nivel innecesario de incertidumbre para el personal del Departamento y obstaculizó la aplicación por parte del Departamento de las leyes de inmigración en el interior de EE.UU. De inmediato, el Programa de Cumplimiento de Prioridades será concluido y el Programa de Comunidades Seguras será restaurado. Para proteger a nuestras comunidades y facilitar la identificación, detención y remoción de extranjeros delincuentes dentro de los parámetros constitucionales y reglamentarios, el Departamento eliminará los formularios existentes I-247D, I-247N y I-247X y los reemplazará con un nuevo formulario para comunicarse más eficazmente con las agencias de cumplimiento de la ley recipientes. Sin embargo, hasta que se actualicen dichos formularios, podrán utilizarse como medida provisional para garantizar que las ordenes de detención puedan seguir emitiéndose, según proceda.

El Programa de Extranjeros Delincuentes de ICE es un instrumento eficaz para facilitar la extracción de extranjeros delincuentes de los Estados Unidos y al mismo tiempo proteger a nuestras comunidades y conservar los recursos de detención del Departamento. En consecuencia, ICE debe dedicar los recursos disponibles a expandir el uso del Programa de Extranjeros Delincuentes en cualquier jurisdicción de EE. UU. que este dispuesta. En la medida de lo posible, en coordinación con la Oficina Ejecutiva para la Revisión de la Inmigración (EOIR), se iniciará un proceso de remoción contra los extranjeros encarcelados en los establecimientos penitenciarios federales, estatales y locales bajo el Programa de Audiencias Institucionales y de Retiro conforme a la sección 238 (a) del INA, y se utilizarán procesos administrativos de remoción, como los de la sección 238 (b) del INA, en todos los casos aptos.

El Programa INA § 287 (g) ha sido un multiplicador de fuerzas altamente exitoso que permite que un oficial calificado de la ley estatal o local sea designado como un “oficial de inmigración” con el propósito de hacer cumplir la ley federal de inmigración. Dichos funcionarios tienen la autoridad para realizar todas las funciones policiales especificadas en el artículo 287 (a) del INA, incluyendo la autoridad para investigar, identificar, detener y conducir las búsquedas autorizadas bajo el INA, bajo la dirección y supervisión del Departamento.

Actualmente hay 32 agencias policiales en 16 estados que participan en el Programa 287 (g) 3. En años anteriores, había un número significativamente mayor de organismos de aplicación de la ley que participaban en el Programa 287 (g). En la medida de lo posible, el Director del ICE y Comisionado del CBP ampliará el Programa 287 (g) para incluir a todos los organismos de aplicación de la ley calificados que soliciten participar y cumplan con todos los requisitos del programa. En cumplimiento de esta dirección y del memorándum de orientación “Implementando las Políticas de Mejora de la Seguridad Fronteriza e Inmigración del Presidente” (20 de febrero de 2017), el Comisionado del CBP está autorizado, además del Director de ICE, a aceptar servicios estatales y tomar otras medidas apropiadas para llevar a cabo el cumplimiento de la ley de inmigración conforme con el artículo 287 (g) del INA.

C. Ejercicio de la Discreción Fiscal

A menos que se indique lo contrario, el personal del Departamento puede iniciar acciones coercitivas contra extranjeros extraíbles encontrados durante el desempeño de sus funciones oficiales, y actuar de manera consistente con las prioridades de cumplimiento del presidente identificadas en su Orden Ejecutiva y cualquier otra orientación emitida en relación a este memorándum. El personal del departamento tiene plena autoridad para arrestar o aprehender a cualquier extranjero que un oficial de inmigración tenga causa suficiente para creer que está en violación de las leyes de inmigración. También tienen plena autoridad para iniciar procedimientos de expulsión contra cualquier extranjero que esté sujeto a remoción bajo cualquier disposición del INA, y para referir casos apropiados a procesamiento criminal. El Departamento dará prioridad a los extranjeros descritos en las Prioridades de Ejecución del Departamento (Sección A) para arresto y remoción. Esto no pretende eliminar las decisiones individuales, caso por caso, de los oficiales de inmigración.

El ejercicio de la facultad discrecional de la fiscalía con respecto a cualquier extranjero que esté sujeto a arresto, persecución penal o remoción de conformidad con la ley se hará caso por caso en consulta con el jefe del componente de la oficina, donde sea apropiado, de CBP, ICE o USCIS que inició o iniciará la acción de cumplimiento, independientemente de la entidad que realmente presenta los documentos de facturación aplicables: agente de Patrulla Jefe de CBP, director de Operaciones de Campo del CBP, director de ICE Field Office, agente especial de ICE, o el director de la Oficina de Campo del USCIS, el director de la Oficina de Asilo o el director del Centro de Servicios.

Excepto como se especifica en este memorándum, la discreción de la fiscalía no se ejercerá de una manera que exima o excluya a una clase o categoría específica de extranjeros de la aplicación de las leyes de inmigración. El Asesor Jurídico General emitirá una guía consistente con estos principios a todos los abogados involucrados en procedimientos migratorios.

D. Establecimiento de la Oficina de las Víctimas de la Participación en el Crimen de Inmigración (VOICE)

Los extranjeros criminales rutinariamente victimizan a los estadounidenses y a otros residentes legales. A menudo, a estas víctimas no se les proporciona información adecuada sobre el delincuente, el estatus migratorio del delincuente, o cualquier medida de ejecución adoptada por ICE contra el delincuente. Los esfuerzos de ICE para involucrar a estas víctimas han sido obstaculizados por la anterior política del Departamento de Seguridad Nacional (OHS) extendiendo ciertas protecciones de la Ley de Privacidad a personas que no son ciudadanos estadounidenses y residentes legales permanentes, dejando a las víctimas marginadas y sin voz. En consecuencia, estoy estableciendo la Oficina de las Victimas de la Participación en el Crimen de Inmigración (VOICE) dentro de la Oficina del director de ICE, que creará un enlace programático entre ICE y las víctimas conocidas de los crímenes cometidos por extranjeros extraibles. El enlace facilitará el compromiso con las víctimas y sus familias para asegurar, en la medida permitida por la ley, que se les proporcione información sobre el delincuente, incluyendo el estatus migratorio y el estatus de custodia, y que sus preguntas y preocupaciones sean abordados.

Con ese fin, ordeno al director de ICE que realice de inmediato la reorganización de todos y cada uno de los recursos que actualmente se utilizan para abogar en nombre de los extranjeros ilegales (excepto cuando sea necesario para cumplir con una orden judicial) a la nueva Oficina VOICE, y poner fin de inmediato a la provisión de tales servicios de divulgación o defensa a extranjeros ilegales.

Nada de lo contenido en este memorándum puede ser interpretado para autorizar divulgaciones que están prohibidas por la ley o que puedan relacionarse con información clasificada, Sensible Pero No Clasificada (SBU), Sensible a la Aplicación de la Ley (LES), Sólo Para Uso Oficial (FOUO) o información designada de forma similar que se refiere a la seguridad nacional, la aplicación de la ley, programas o operaciones de inteligencia, o revelaciones que puedan causar daño a cualquier persona.

E. Contratación de Oficiales y Agentes Adicionales de ICE

Para hacer cumplir efectivamente las leyes de inmigración en el interior de los Estados Unidos de acuerdo con las directrices del Presidente, son necesarios agentes y oficiales adicionales de ICE. El Director de ICE, a la vez que garantiza la consistencia en la formación y las normas, tomará todas las medidas apropiadas para contratar con rapidez 10.000 agentes y funcionarios, así como personal adicional de apoyo operativo y de misión y personal jurídico necesario para contratar y apoyar sus actividades. El liderazgo del Capital Humano en el CBP y el ICE, en coordinación con el Subsecretario de Administración y el Oficial Principal de Capital Humano, desarrollará planes de contratación que equilibren el crecimiento y el desgaste interagencial integrando la formación laboral y las trayectorias profesionales de los titulares y nuevos empleados.

F. Establecimiento de programas para recaudar multas y sanciones civiles autorizadas

Tan pronto como sea posible, el director de ICE, el comisionado del CBP y el director del USCIS emitirán direcciones y promulgarán reglamentos, cuando así lo exija la ley, para asegurar la recaudación de todas las multas y sanciones que el Departamento esté autorizado en virtud de la ley para cobrar de los extranjeros y de aquellos que facilitan su presencia ilegal en los Estados Unidos.

G. Alineación de las Políticas de Privacidad del Departamento con la Ley

El Departamento dejará de otorgar los derechos y protecciones de la Ley de Privacidad a personas que no sean ciudadanos de los Estados Unidos ni residentes permanentes legales. La Oficina de Privacidad de DHS rescindirá el memorándum de la Política de Privacidad del DHS, fechado el 7 de enero de 2009, que implementó la política de “sistemas mixtos” del DHS de tratar administrativamente toda la información personal contenida en los sistemas de registro de DHS como sujetos a la Ley de Privacidad sin importar el estado de inmigración del sujeto. La Oficina de Privacidad de DHS, con la asistencia de la Oficina del asesor jurídico general, desarrollará nuevas guías especificando el tratamiento apropiado de la información personal que el DHS mantiene en sus sistemas de registro.

H. Recopilar y reportar datos sobre aprensiones y liberaciones de extranjeros

La recolección de datos sobre los extranjeros aprehendidos por el ICE, y la disposición de sus casos, ayudará en el desarrollo de las métricas del desempeño de las agencias y proporcionará transparencia en la misión de cumplimiento de la ley de inmigración. En consecuencia, en la medida en que lo permita la ley, el director de ICE elaborará un método normalizado para comunicar los datos estadísticos relativos a los extranjeros aprehendidos por ICE y, a la mayor brevedad posible, proporcionará al público informes mensuales de estos datos sin costo alguno.

El método de presentación de informes incluirá una terminología uniforme y utilizará un formato fácilmente comprensible por el público, y un medio al que se pueda acceder fácilmente. Como mínimo, además de la información estadística que se informa públicamente sobre los extranjeros detenidos, se deben incluir las siguientes categorías de información: país de ciudadanía, delincuentes convictos y naturaleza de sus delitos, miembros de pandillas, violadores previos de la ley inmigración, estatuto de custodia de extranjeros y, si se liberan, la razón de la liberación y localización de su liberación, los extranjeros ordenados que fueron removidos, y los extranjeros físicamente removidos o devueltos.

El director de ICE también desarrollará y proporcionará un informe semanal al público, utilizando un medio al que se pueda acceder fácilmente sin costo, de jurisdicciones no federales que liberen a los extranjeros de su custodia, a pesar de que dichos extranjeros están sujetos a una orden de detención o solicitud similar de custodia presentada por ICE a esa jurisdicción. Además de otra información pertinente, en la medida en que dicha información esté fácilmente disponible, el informe deberá reflejar el nombre de la jurisdicción, la ciudadanía y el estatus migratorio del extranjero, la detención, acusación o condena por la cual cada extranjero estaba en la custodia de esa jurisdicción, la fecha en que la orden de detención de ICE o la solicitud similar de custodia fue notificada en la jurisdicción por ICE, la fecha de la liberación del extranjero de la custodia de esa jurisdicción y el motivo de la liberación, una explicación de por qué la orden de detención o solicitud similar de custodia no fue cumplida, y todas las detenciones, acusaciones o condenas que ocurran después de la liberación del extranjero de la custodia de esa jurisdicción.

I. No hay derecho privado de acción

Este documento solo proporciona orientación política interna del DHS, que puede modificarse, rescindirse o reemplazarse en cualquier momento sin previo aviso. Esta guía no tiene por objeto y no puede ser invocada para crear ningún derecho o beneficio, sustantivo o procesal, ejecutado en la ley por cualquier parte en cualquier asunto administrativo, civil o penal. Del mismo modo, esta guía no impone limitaciones a las prerrogativas legales de ejecución o litigio del DHS.

Al implementar estas políticas, yo dirijo a los Componentes de DHS a consultar con un abogado para asegurar el cumplimiento de todas las leyes aplicables, incluyendo la Ley de Procedimiento Administrativo.

Implementación de las políticas del presidente de mejoras a la seguridad fronteriza e inmigración

Este memorando implementa la Orden Ejecutiva titulada “Seguridad Fronteriza y Mejoras a la Aplicación de la Ley de Inmigración “, promulgada por el presidente el 25 de enero de 2017, que establece la política presidencial sobre la seguridad fronteriza eficaz y la aplicación de la inmigración a través de la fiel ejecución de las leyes de los Estados Unidos. Implementa nuevas políticas diseñadas para frenar la inmigración ilegal y facilitar la detección, detención y expulsión de extranjeros que no tienen base legal para ingresar o permanecer en los Estados Unidos. Constituye un guía para todo el personal del Departamento y reemplaza todas las políticas, directivas, memorandos y otras orientaciones contradictorias existentes en relación a este tema – en lo que se relaciona con el conflicto – salvo que se indique expresamente lo contrario en este memorando.

A. Políticas relativas a la aprehensión y detención de extranjeros descritas en el artículo 235 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad

El presidente ha determinado que la detención legal de los extranjeros que llegan a EE.UU. y son considerados inadmisibles o descritos de otra manera en el artículo 235 (b) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA) en espera de una determinación definitiva sobre su remoción, incluida la determinación de elegibilidad para el alivio de inmigración, es el medio más eficaz para hacer cumplir las leyes de inmigración en nuestras fronteras. La detención también impide que estos extranjeros cometan crímenes en su totalidad en EE.UU., asegura que los extranjeros aparezcan para sus procedimientos de remoción, y aumenta sustancialmente la probabilidad de que los extranjeros legalmente ordenados para la remoción serán removidos.

Estas políticas son consistentes con las disposiciones del INA que imponen la detención de tales extranjeros y permiten que yo o alguien designado por mi ejerzamos la autoridad discrecional de libertad condicional conforme con el artículo 212 (d) (5) de la INA, sólo caso a caso y sólo por razones humanitarias urgentes o beneficios públicos significativos. Las políticas que facilitan la liberación de los extranjeros extraibles arrestados en y entre los puertos de entrada, que les permiten fugarse y no aparecen en sus audiencias de remoción, socavan la misión de seguridad fronteriza. Dichas políticas, denominadas colectivamente “captura y liberación”, finalizarán.

En consecuencia, en mi determinación de: 1) establecer y desplegar un plan conjunto con el Departamento de Justicia para aumentar el despliegue de jueces y funcionarios de asilo en materia de inmigración, para entrevistar y resolver las reclamaciones formuladas por los nuevos participantes fronterizos; Y 2) el establecimiento de instalaciones de procesamiento y detención adecuadas, el personal del US Customs and Border Protection (CBP) y el personal de la Agencia de Aduanas y Inmigración de los Estados Unidos (ICE) sólo deberían liberar de la detención a un extranjero detenido de conformidad con la sección 235 (b) , Que fue detenido o se encontró después de ingresar ilegalmente o intentar ingresar ilegalmente a los Estados Unidos, en las siguientes situaciones caso por caso, en la medida en que sea consistente con los estatutos y reglamentos aplicables:

1. Al retirar al extranjero de los Estados Unidos de acuerdo con una ley o reglamento;

2. Cuando el extranjero obtenga una orden para otorgar alivio o protección contra el

Departamento de Seguridad Nacional (DHS) determina que el individuo es un ciudadano de EEUU, o un extranjero que sea un residente, refugiado, asilado, tenga un estatus protegido temporal o un estatus migratorio en los Estados Unidos;

3. Cuando un director de la Oficina de Campo ICE, agente especial de ICE, el jefe del Sector de Patrulla, el director de Operaciones de Campo del CBP o el director de Operaciones Aéreas y Marinas del CBP, acceda al retiro de una solicitud de admisión por el extranjero, y el extranjero salga simultáneamente de los Estados Unidos;

4. Cuando así lo requiera una ley, o para cumplir con un acuerdo o una orden judicial vinculante emitida por una autoridad judicial o administrativa competente;

5. Cuando un director de la Oficina de Campo del ICE, el agente especial de ICE, el jefe del Sector de Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, el director de Operaciones de Campo del CBP o el director de Operaciones Aéreas y Marina de CBP autoricen la libertad condicional del extranjero conforme a la sección 212 (d) del INA con el consentimiento por escrito del director Adjunto del CEE o del Comisionado Adjunto del CBP, salvo en circunstancias extremas como emergencias médicas en las que no sea posible la aprobación previa. En esos casos excepcionales, cualquier libertad condicional será reportada al director Adjunto o al comisionado Adjunto con la mayor agilidad posible; o

6. Cuando se comprueba que un extranjero que llega en virtud de las disposiciones de expulsión acelerada de la sección 235 (b) ha establecido un “temor creíble” de persecución o tortura por parte de un oficial de asilo o de un juez de inmigración, con tal de que el extranjero establezca su identidad a la satisfacción de un funcionario de inmigración de ICE, que no presente un riesgo de seguridad o de fuga, y siempre que él o ella acuerde cumplir con cualquier condición adicional de libertad impuesta por ICE para garantizar la seguridad pública y presencia en cualquier audiencia de remoción.

En la medida que las regulaciones actuales sean inconsistentes con esta guía, componentes desarrollarán o revisarán las regulaciones según sea apropiado. Hasta que tales reglamentos sean revisados o eliminados, los funcionarios del Departamento continuarán operando de acuerdo con las regulaciones vigentes.

Mientras el Departamento trabaja para expandir las capacidades de detención, puede que la detención de todas esas personas no sea posible de inmediato, y los recursos de detención tendrán que ser priorizados basados en el peligro potencial y el riesgo de escape si un individuo no es detenido. Las determinaciones de libertad condicional se harán de acuerdo con la normativa y orientación vigentes. Véase 8 C.F.R. §§ 212.5, 235.3. Esta guía no prohíbe el regreso de un extranjero que está llegando por tierra al territorio extranjero contiguo a los Estados Unidos, desde el cual el extranjero está llegando en espera de un procedimiento de remoción bajo la sección 240 del INA, consistente con la dirección de un Director de la Sucursal ICE, El Agente Especial de ICE, el Agente Jefe de Patrulla del CBP, o el Director de Operaciones de Campo del CBP.

B. Contratación de más agentes y oficiales de la CBP

La CBP no tiene suficientes agentes y oficiales para detectar, rastrear y arrestar efectivamente a todos los extranjeros que ingresan ilegalmente a los Estados Unidos. Los Estados Unidos necesitan agentes y oficiales adicionales para asegurar el control operacional completo de la frontera. En consecuencia, el Comisionado de la CBP -siempre que garantice la consistencia en la capacitación y las normas- iniciara inmediatamente el proceso de contratación de 5.000 agentes adicionales de la Patrulla Fronteriza, así como de 500 Agentes y Oficiales de Aire y Marino, sujeto a la disponibilidad de recursos, y tomara todas las medidas necesarias para garantizar que dichos agentes comiencen a trabajar y sean asignados a los estaciones de trabajo apropiados, incluyendo la provisión de los recursos necesarios y el personal adicional necesario para apoyar a tales agentes, tan pronto como sea posible.

El liderazgo del Capital Humano en el CBP y el ICE, en coordinación con el Subsecretario de Administración, el Oficial Principal de Finanzas y el Oficial Principal de Capital Humano, desarrollará planes de contratación que equilibren el crecimiento y la deserción interinstitucional integrando la formación laboral y las trayectorias profesionales de los titulares y nuevos empleados.

C. Identificación y cuantificación de los orígenes de ayuda a México

El Presidente ha ordenado a los jefes de todos los departamentos ejecutivos que identifiquen y cuantifiquen todas los orígenes de ayuda o asistencia federal directa e indirecta al Gobierno de México. En consecuencia, el Subsecretario de Administración deberá identificar todas las fuentes de asistencia directa o indirecta, excluidas las actividades de inteligencia, de cada componente departamental al Gobierno de México anualmente durante los últimos cinco años fiscales y cuantificar dicha ayuda o asistencia . El Subsecretario de Administración presentará un informe que refleje los niveles históricos de dicha ayuda o asistencia proporcionada anualmente dentro de los 30 días siguientes a la fecha de este memorándum.

D. Expansión del Programa 287 (g) en la Región Fronteriza

El artículo 287 (g) del INA me autoriza a firmar un acuerdo escrito con un estado o subdivisión política del mismo, con el propósito de autorizar a oficiales o empleados calificados del estado o subdivisión a desempeñar las funciones de un oficial de inmigración en relación con la investigación, arresto o detención de extranjeros en los Estados Unidos. Este otorgamiento de autoridad, conocido como Programa 287 (g), ha sido un multiplicador de fuerza altamente exitoso que autoriza al personal policial estatal o local a realizar todas las funciones policiales especificadas en la sección 287 (a) del INA, incluyendo la autoridad para investigar, identificar, arrestar, transportar y realizar búsquedas con el fin de hacer cumplir las leyes de inmigración. Desde enero de 2006 hasta septiembre de 2015, el programa 287 (g) llevó a la identificación de más de 402.000 extranjeros extraíbles, principalmente a través de encuentros en las cárceles locales.

El fortalecimiento de las agencias estatales y locales de aplicación de la ley para ayudar en la aplicación de la ley federal de inmigración es fundamental para una estrategia efectiva de cumplimiento. Los extranjeros que participan en conductas criminales son prioridades para la detención y el retiro, y con frecuencia serán encontrados por oficiales de la ley estatales y locales durante el transcurso de sus tareas de rutina. Es de interés para el Departamento asociarse con las jurisdicciones estatales y locales a través de acuerdos 287 (g) para ayudar con el arresto y el retiro de extranjeros criminales.

Para maximizar la participación de las jurisdicciones estatales y locales en la aplicación de la ley federal de inmigración cerca de la frontera sur, estoy dirigiendo al Director de la ICE y al Comisionado de la CBP a que se comprometan inmediatamente con todas las jurisdicciones que cumplan con todos los requisitos del programa, con objeto de entrar en acuerdos en virtud del artículo 287 (g) del INA.

El Comisionado de la CBP y el Director de la ICE deben considerar las funciones y capacidades operacionales de las jurisdicciones que estén dispuestas a firmar acuerdos, y estructurar tales acuerdos de manera que emplee el modelo de aplicación más efectivo para esa jurisdicción. Esto incluye el modelo de la aplicación de la cárcel, el modelo del oficial de la fuerza de tarea, o el modelo común del oficial de la fuerza de trabajo de la ejecución de la cárcel. En cumplimiento de mi mandato, el Comisionado del CBP está autorizado, además del Director de ICE, a aceptar los servicios estatales y tomar otras medidas apropiadas para llevar a cabo el cumplimiento de la ley de inmigración de conformidad con 287 (g).

E. Encargo de un Estudio Integral de Seguridad Fronteriza

El Subsecretario de Gestión, en consulta con el Comisionado del CBP, el Grupo de Trabajo Conjunto (Frontera) y el Comandante de la Guardia Costera, está encargado de realizar un estudio inmediato e integral de la seguridad de la frontera sur (aérea, terrestre y marítima) para identificar vulnerabilidades y proporcionar recomendaciones para mejorar la seguridad fronteriza. El estudio debe incluir todos los aspectos del actual ambiente de seguridad fronteriza, incluyendo la disponibilidad de recursos federales y estatales para desarrollar e implementar una estrategia de seguridad fronteriza efectiva que logre el control operacional completo de la frontera.

F. Construcción y financiamiento de un muro fronterizo

Un muro a lo largo de la frontera sur es necesario para disuadir y prevenir la entrada ilegal de extranjeros y es un componente crítico de la estrategia general de seguridad fronteriza del Presidente. El Congreso ha autorizado la construcción de barreras físicas y caminos en la frontera para prevenir la inmigración ilegal en varias disposiciones estatutarias, incluyendo el artículo 102 de la Ley de Reforma de Inmigración Ilegal y Responsabilidad de Inmigrantes de 1996, según enmendada, 8 U.S.C. § 1103.

Consistente con la Orden Ejecutiva del Presidente, la voluntad del Congreso y el CBP, en consulta con los departamentos y agencias ejecutivas apropiados, y las entidades no gubernamentales que cuenten con la experiencia pertinente – y el uso de materiales originarios de los Estados Unidos hasta el máximo permitido por la ley – deberán comenzar inmediatamente a planificar, diseñar, construir y mantener un muro, incluyendo la iluminación correspondiente, tecnología (incluyendo sensores), así como patrullaje y vías de acceso, a lo largo de la frontera terrestre con México de acuerdo con la ley vigente, en los lugares más apropiados y utilizando materiales y tecnología adecuados para el control operativo de la frontera.

El Subsecretario de Gestión, en consulta con el Comisario del CBP, identificará y asignará inmediatamente todas las fuentes de financiamiento disponibles para la planificación, el diseño, la construcción y el mantenimiento de un muro, incluida la iluminación correspondiente, la tecnología (incluidos los sensores) patrulla y vías de acceso, y desarrollara requisitos para el costo total de de este proyecto, incluyendo la preparación de solicitudes presupuestarias del Congreso para el año fiscal en curso (por ejemplo, solicitudes presupuestarias suplementarias) y años fiscales posteriores.

G. Expansión de la eliminación acelerada de conformidad con la Sección 235 (b) (1) (A) (iii) (I) de la INA

Es de interés nacional detener y retirar rápidamente de los Estados Unidos a los extranjeros detenidos en la frontera, a quienes se les ha ordenado retirar después de considerar y denegar sus demandas de alivio o protección. De conformidad con el artículo 235 (b) (1) (A) (i) del INA, si un oficial de inmigración determina que un extranjero que llega es inadmisible a los Estados Unidos bajo el artículo 212 (a) (6) (C) el funcionario deberá, de conformidad con todas las leyes aplicables, ordenar al extranjero retirado de los Estados Unidos sin otra audiencia o revisión, a menos que el extranjero sea un niño extranjero no acompañado según se define en 6 USC § 279 (g) (2), o el extranjero indica la intención de solicitar asilo o el temor de persecución o tortura en su país, o asegura que tiene un estatus migratorio válido dentro de los Estados Unidos o es ciudadano de los Estados Unidos.

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 235 b) 1) A) iii) I) del INA y otras disposiciones de la ley, se me ha concedido la facultad de aplicar, por designación a mi discreción única e irrevocable, las disposiciones de expulsión inmediata del artículo 235, inciso b), incisos i) y ii) de la letra a) del párrafo 1 del artículo 18 del INA a los extranjeros que no hayan sido admitidos o puestos en libertad condicional en los Estados Unidos y que sean inadmisibles a los Estados Unidos en virtud del artículo 212, (C) o la sección 212 (a) (7) de la INA, y que no hayan demostrado afirmativamente, a satisfacción de un oficial de inmigración, que han estado físicamente presentes continuamente en los Estados Unidos durante el período de dos años inmediatamente antes de la determinación de su inadmisibilidad. Hasta la fecha, esta autoridad sólo se ha ejercido para designar para la aplicación del retiro expedito, los extranjeros encontrados dentro de las 100 millas aéreas de la frontera y 14 días de entrada, y los extranjeros que llegaron a los Estados Unidos por mar excepto en un puerto de entrada.

La oleada de inmigración ilegal en la frontera sur ha abrumado a agencias y recursos federales y ha creado una importante vulnerabilidad de la seguridad nacional estadounidense. Miles de extranjeros detenidos en la frontera, sometidos a un proceso de expulsión y puestos en libertad, han huido y no aparecieron en sus audiencias de expulsión. Los tribunales de inmigración están experimentando una acumulación histórica de casos de nulidad, principalmente procedimientos bajo la sección 240 del INA para individuos que no están actualmente detenidos.

Durante octubre de 2016 y noviembre de 2016, hubo 46.184 y 47.215 arrestos, respectivamente, entre puertos de entrada en nuestra frontera sur. En comparación, en octubre de 2015 y noviembre de 2015 hubo 32.724 y 32.838 arrestos, respectivamente, entre los puertos de entrada en nuestra frontera sur. Este aumento de 10.000-15.000 arrestos por mes ha deteriorado considerablemente los recursos del DHS.

Además, de acuerdo con la información proporcionada por EOIR al DHS, hay más de 534,000 casos actualmente pendientes en las listas de tribunales de inmigración en todo el país, un récord. En cambio, según algunos informes, había cerca de 168.000 casos pendientes al final del año fiscal 2004, cuando se amplió por última vez la sección 235 (b) (l) (A) (i), lo que representa un aumento de más de 200% en el número de casos pendientes de terminación. El caso de expulsión de un extranjero que no está detenido ha estado pendiente por más de dos años ante un juez de inmigración. En algunos tribunales de inmigración, los extranjeros que no son detenidos no tendrán sus casos escuchados por un juez de inmigración durante cinco años. Este retraso inaceptable permite que extranjeros extraibles sin reclamación plausible para que el alivio permanezcan ilegalmente en los Estados Unidos durante muchos años.

Para asegurar la remoción rápida de los extranjeros arrestados poco después de cruzar la frontera ilegalmente, el Departamento publicará en el Registro Federal un nuevo Aviso de Extranjeros Sujetos a la Expulsión Acelerada bajo la Sección 235 (b) (l) (a) (iii) de la Ley de Inmigración y la Ley de Nacionalidad. El aviso puede, en la medida en que yo lo determine apropiado, apartarse de las limitaciones establecidas en la designación actualmente vigente. Yo ordeno al Comisionado de CBP y al Director de ICE que conformen el uso de procedimientos de remoción acelerados a las designaciones hechas en esta notificación, en cuanto se publique.

H. Aplicación de las disposiciones de la Sección 235 (b) (2) (C) del INA para devolver a extranjeros a países contiguos

El artículo 235 (b) (2) (C) del INA autoriza al Departamento a devolver a los extranjeros que lleguen por tierra de un territorio extranjero contiguo a los Estados Unidos, al territorio desde el cual llegaron, pendiente de un procedimiento formal de remoción bajo la sección 240 Del INA. Cuando los extranjeros así detenidos no plantean el riesgo de una entrada ilegal posterior o intentan entrar ilegalmente, devolverlos al territorio contiguo extranjero desde el cual llegaron guarda los recursos de detención y adjudicación del Departamento para otros extranjeros prioritarios.

Por consiguiente, sujeto a los requisitos del artículo 1232, Título 8 del Código de los Estados Unidos, relativo a los niños extranjeros no acompañados y en la medida en que sea compatible con la ley y las obligaciones de los tratados internacionales de los Estados Unidos, devolver a los extranjeros descritos en la sección 235 (b) (2) (A) del INA, que son colocados en un procedimiento de remoción bajo la sección 240 del INA- y que, de acuerdo con las directrices de un Director de la Oficina de Campo ICE, Agente o Director de Operaciones de Campo de la CBP, no plantean ningún riesgo de reincidencia- al territorio del país contiguo extranjero del cual llegaron en espera de tales procedimientos de remoción.

Para facilitar la conclusión de los procedimientos de revocación de los extranjeros que son devueltos a países contiguos, los directores de la Oficina de Campo del ICE, los Agentes Especiales encargados del ICE, el Agente de Patrulla Jefe del CBP y los Directores de las Operaciones de Campo del CBP pondrán a disposición instalaciones para que estos extranjeros aparezcan por videoconferencia. El Director de la ICE y el Comisionado de la CBP consultarán con el Director de la EOIR para establecer un sistema de videoconferencia funcional e interoperable para garantizar la máxima capacidad para llevar a cabo audiencias de remoción vía teleconferencias para aquellos extranjeros que regresan al país contiguo.

I. Aumento de las referencias de asilo y determinaciones creíbles de temor de conformidad con el artículo 235 (b) (l) de la INA

Con algunas excepciones, cualquier extranjero que esté físicamente presente en los Estados Unidos o que llegue a los Estados Unidos (sea o no en un puerto designado de llegada e incluyendo a un extranjero que es traído a los Estados Unidos después de haber sido interceptado en aguas internacionales o estadounidenses), independientemente de su estatus de extranjero, puede solicitar asilo. Para los extranjeros que están sujetos a la expulsión acelerada en virtud del artículo 235 (b) del INA, los extranjeros que reclaman temor de regreso deben ser remitidos a un oficial de asilo para determinar si han establecido un temor creíble de persecución o tortura. Para establecer un temor creíble de persecución, un extranjero debe demostrar que existe una “posibilidad significativa” de que el extranjero pueda establecer la elegibilidad para el asilo, teniendo en cuenta la credibilidad de las declaraciones hechas por el extranjero en apoyo de la reclamación y otros hechos conocidos por el oficial.

El Director de USCIS se asegurará de que los oficiales de asilo lleven a cabo entrevistas de “credibilidad de miedo” de una manera que permita al oficial entrevistador obtener toda la información relevante del extranjero como sea necesario para hacer una determinación legalmente suficiente. Al determinar si el extranjero ha demostrado una posibilidad significativa de que el extranjero pueda establecer el derecho de asilo, o de retener o aplazar la expulsión en virtud de la Convención contra la Tortura, el oficial de asilo considerará las declaraciones del extranjero y determinará la credibilidad de las declaraciones del extranjero hechas en apoyo de su reclamo y considerará otros hechos conocidos por el oficial, como lo requiere la ley.

El oficial de asilo establecerá que hay “credibilidad de miedo” sólo después de que el oficial haya considerado todas las pruebas pertinentes y determinado, sobre la base de pruebas creíbles, que el extranjero tiene una posibilidad significativa de establecer la elegibilidad para el asilo, o de retener o aplazar la expulsión en virtud de la Convención contra la Tortura, basándose en la autoridad legal establecida.

El Director del USCIS también aumentará la capacidad operacional de la Dirección de Detección de Fraudes y Seguridad Nacional y continuará fortaleciendo la integración de sus operaciones para apoyar las Operaciones de Campo, Refugiados, Asilo y Operaciones Internacionales y la Dirección de Operaciones del Centro de Servicios, para detectar y prevenir el fraude en los procesos de adjudicación de asilo y beneficios, y en consulta con la Oficina de Política y Estrategia del USCIS como sea operacionalmente apropiado.

El Director del USCIS, el Comisionado del CBP y el Director del ICE revisarán las medidas de detección del fraude, disuasión y prevención en sus respectivos organismos y me proporcionarán un informe consolidado dentro de los próximos 90 días, sobre las vulnerabilidades de fraude en el asilo y los procesos de adjudicación de beneficios. Cambien propondrán medidas para mejorar la detección del fraude, la disuasión y la prevención en estos procesos.

J. Asignación de Recursos y Personal a la Frontera Sur para la Detención de Extranjeros y Adjudicación de Reclamaciones

La detención de extranjeros capturados en la frontera es fundamental para la aplicación efectiva de las leyes de inmigración. Los extranjeros que son puestos en libertad bajo custodia en espera de una determinación de su retiro son muy propensos a fugarse y no asistir a sus audiencias de remoción. Además, el examen de las reclamaciones creíbles por parte del USCIS y la adjudicación de las solicitudes de asilo presentadas por EOIR en los centros de detención situados en el punto de detención o cerca del mismo facilitarán una resolución acelerada de esas reclamaciones y reducirán los gastos de detención y transporte.

En consecuencia, el Director de la ICE y el Comisionado de la CBP deberían tomar todas las medidas necesarias y asignar todos los recursos disponibles para ampliar sus capacidades de detención en la frontera con México, o en la mayor medida posible. El CBP enfocará estas acciones en la expansión de la capacidad de “retención a corto plazo” (definida como 72 horas o menos bajo 6 § 21 l (m)), e ICE enfocará estas acciones en la expansión de todas las demás capacidades de detención. El CBP y el ICE también deberían explorar opciones para estructuras temporales conjuntas que cumplan con los estándares apropiados para la detención, dada la duración de la estancia en esas instalaciones.

Además, en la medida de lo posible, el Director de USCIS está dirigido a aumentar el número de oficiales de asilo y oficiales de FDNS asignados a los centros de detención situados en o cerca de la frontera con México, para pronunciar de manera adecuada y eficaz las “reclamaciones creíbles de miedo y temor razonables” y para luchar contra el fraude relacionado con el asilo.

K. Uso adecuado de la Autoridad de Libertad Condicional de conformidad con la Sección 212 (d) (S) de la INA

La facultad de otorgar libertad condicional a los extranjeros en los Estados Unidos está establecida en el artículo 212 (d) (5) del INA, que estipula que el Secretario puede, a su discreción y caso por caso, proveer temporalmente la libertad condicional dentro de los Estados Unidos a cualquier extranjero que sea un solicitante de admisión por razones humanitarias urgentes o un beneficio público significativo. El lenguaje estatutario autoriza la libertad condicional en casos individuales sólo cuando, después de un cuidadoso examen de las circunstancias, es necesario debido a razones humanitarias urgentes demostradas o beneficio público significativo. A mi juicio, tal autoridad debe ser ejercida con moderación.

La práctica de otorgar la libertad condicional a ciertos extranjeros en categorías previamente designadas para crear programas de inmigración no establecidos por el Congreso, ha contribuido a una crisis de seguridad fronteriza, socavado la integridad de las leyes de inmigración y el proceso de libertad condicional, y creando un incentivo para la inmigración ilegal adicional.
Por lo tanto, el Director de la USCIS, el Comisionado de la CBP y el Director de la ICE se asegurarán de que, mientras se dicte un reglamento final que aclare el uso apropiado del poder de libertad condicional, se proporcione a los empleados dentro de las agencias que ejercen la autoridad de la libertad condicional, incluyendo la libertad condicional anticipada, una adecuada orientación política por escrito, a fin de que dichos empleados estén familiarizados con el ejercicio adecuado de libertad condicional bajo la sección 212 (d) (5) del INA, y ejerzan tal autoridad de libertad condicional solamente caso-por-caso, consistente con la ley y la dirección política escrita.

A pesar de cualquier otra disposición de este memorando, en espera de mi revisión y evaluación del impacto de los cambios operacionales para implementar el Decreto Ejecutivo, y las directrices adicionales por el Director de ICE, la directiva de ICE que establece normas y procedimientos para la libertad condicional de ciertos extranjeros que tienen un temor creíble de persecución o tortura permanecerá en pleno vigor y efecto. La directiva sobre políticas de ICE se aplicará de manera que sea consistente con su lenguaje sencillo. En todos los casos, la responsabilidad de establecer que su liberación no representaría un peligro para la comunidad, ni un riesgo de fuga, permanecerá en el extranjero individual, y el ICE conserva la discreción última para conceder la libertad condicional en cada caso particular.

L. Procesamiento y tratamiento adecuados de extranjeros menores de edad no acompañados que se encuentran en la frontera

De conformidad con la sección 235 de la Ley de Reautorización de la Protección de las Víctimas de Tráfico de William Wilberforce de 2008 (codificada en parte en 8 USC § 1232) y la sección 462 de la “Homeland Security Act” de 2002 (6 USC § 279), los niños extranjeros no acompañados reciben protecciones especiales para asegurar que sean procesados apropiadamente y reciban el cuidado y la colocación apropiada cuando son encontrados por un oficial de inmigración. Un niño extranjero no acompañado, según se define en el artículo 279 (g) (2), Título 6, Código de los Estados Unidos, es un extranjero que no tiene estatus migratorio legal en los Estados Unidos, no ha cumplido los 18 años de edad; y con respecto a quién (1) no hay padre o apoderado en los Estados Unidos, o (2) ningún padre o apoderado legal en los Estados Unidos está disponible para proveer cuidado y custodia física.

Aproximadamente 155.000 niños extranjeros no acompañados han sido detenidos en la frontera sur en los últimos tres años. La mayoría de estos menores son de El Salvador, Honduras y Guatemala, muchos de los cuales viajan por tierra hasta la frontera sur con la ayuda de un contrabandista, que recibe varios miles de dólares de un o ambos padres que residen ilegalmente en los Estados Unidos.

Con pocas excepciones, al arrestar, el CBP o ICE debe determinar rápidamente si un niño cumple con la definición de “niño extranjero no acompañado” y, de ser así, el niño debe ser transferido a la custodia de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados dentro del Departamento de Salud (HHS, por sus siglas en inglés) dentro de las 72 horas, exceptuando circunstancias excepcionales. La determinación de que el niño es un “niño extranjero no acompañado” le da derecho a protecciones especiales, incluyendo colocación en un centro de cuidado adecuado, acceso a servicios sociales, procedimiento de expulsión ante un juez de inmigración en virtud del artículo 240 del INA, en lugar de procedimientos de expulsión acelerados en virtud del artículo 23 5 b) del INA, y adjudicación inicial de cualquier solicitud de asilo presentada por el USCIS.

Aproximadamente el 60% de los menores inicialmente determinados como “niños extranjeros no acompañados” son puestos a cargo de uno o más padres que residen ilegalmente en los Estados Unidos. Sin embargo, según la política y la práctica del Departamento, esos menores mantuvieron su condición de “niños extranjeros no acompañados”, a pesar de que ya no pueden cumplir con la definición legal una vez que el HHS los ha custodiado con un padre en los Estados Unidos que puede cuidar del menor. La explotación de esta política provocó abusos por parte de muchos de los padres y apoderados legales de esos menores y ha contribuido a importantes retrasos administrativos en las adjudicaciones de los tribunales de inmigración y del USCIS.

Para asegurar la identificación de los abusos y el procesamiento de los niños extranjeros no acompañados de acuerdo con el marco estatutario y cualquier orden judicial aplicable, el Director del USCIS, el Comisionado del CBP y el Director del ICE están encargados de desarrollar una orientación y capacitación uniformes escritas para todos los empleados, a fin de asegurar la identificación de los abusos y el procesamiento de los niños extranjeros no acompañados, la adjudicación oportuna y justa de sus demandas para el alivio de la expulsión y, en su caso, su repatriación segura al concluir el proceso de expulsión. En el desarrollo de estas orientaciones y capacitación, establecerán procedimientos de revisión estandarizados para confirmar que los niños extranjeros que inicialmente se determinan como “niños extranjeros no acompañados”, según se definen en el artículo 279 (g) (2), Título 6, Código de EEUU, continúan estando dentro de la definición legal cuando se consideran para las protecciones legales proporcionadas a tales niños mientras pasan con el proceso del retiro.

M. Medidas de responsabilidad para proteger a los niños extranjeros de la explotación y prevenir abusos de nuestras leyes de inmigración

Aunque el personal del Departamento debe procesar niños extranjeros no acompañados de acuerdo con los requisitos descritos anteriormente, tenemos la obligación de asegurar que quienes conspiran para violar nuestras leyes de inmigración no lo hagan con impunidad, particularmente a la luz de las vulnerabilidades únicas de los niños extranjeros contrabandeados o traficados a los Estados Unidos.

Los padres y familiares de estos niños, que a menudo están presentes ilegalmente en los Estados Unidos, suelen pagar a contrabandistas varios miles de dólares para traer a sus hijos a este país. Trágicamente, muchos de estos niños son víctimas de robo, extorsión, secuestro, agresión sexual y otros crímenes de violencia de los contrabandistas y otros elementos criminales a lo largo del peligroso viaje por México hacia Estados Unidos. Independientemente de los deseos de reunificación familiar o de condiciones en otros países, el contrabando o el tráfico de niños extranjeros es intolerable.

En consecuencia, el Director de la ICE y el Comisionado de la CBP garantizarán la correcta aplicación de nuestras leyes de inmigración contra cualquier persona que directa o indirectamente facilite el contrabando o el tráfico ilícito de un niño extranjero en los Estados Unidos. En los casos apropiados, teniendo en cuenta el riesgo de daño al niño de la actividad específica de contrabando o tráfico que el individuo facilitó y otros factores relevantes para la culpabilidad del individuo y el bienestar del niño, la ejecución apropiada incluye (pero no se limita a) poner a cualquier individuo que es un extranjero removible en un proceso de remoción, o remitir al individuo para el enjuiciamiento criminal.

N. Dar prioridad a los procesamientos penales por delitos de inmigración cometidos en la frontera

El aumento de la inmigración ilegal en la frontera sur ha producido un aumento significativo de la actividad criminal organizada en la región fronteriza. Los carteles mexicanos de la droga, las pandillas centroamericanas y otras organizaciones criminales transnacionales violentas han establecido empresas criminales sofisticadas a ambos lados de la frontera. El movimiento a gran escala de centroamericanos, mexicanos y otros extranjeros en la zona fronteriza ha dificultado considerablemente a las agencias federales y los recursos dedicados a la seguridad fronteriza. Estas organizaciones criminales han monopolizado el tráfico y el contrabando de seres humanos y el tráfico de drogas en la región fronteriza.

Es de interés nacional de los Estados Unidos impedir que los delincuentes y las organizaciones criminales desestabilicen la seguridad fronteriza a través de la proliferación de transacciones ilícitas y la violencia cometida por organizaciones criminales.

Para contrarrestar esta amenaza sustancial y continua a la seguridad de la frontera sur -incluyendo las amenazas a nuestra frontera marítima y los enfoques- los directores de las Fuerzas de Tarea Conjunta -Oeste, Occidente, e -Investigaciones, así como la frontera dirigida por la ICE (BESTs), están dirigidas a planificar e implementar operaciones de contraparte reforzadas dirigidas a interrumpir las organizaciones criminales transnacionales, enfocadas en aquellos involucrados en el contrabando humano. El Departamento apoyará este trabajo a través de la Oficina de Inteligencia y Análisis, el Centro Nacional de Focalización del CBP y la Célula de Tráfico Humano de OHS.

Además, los equipos de trabajo deben incluir a participantes de otras agencias federales, estatales y locales, y deben dirigirse a individuos y organizaciones cuya conducta criminal socava la seguridad fronteriza o la integridad del sistema de inmigración, incluyendo delitos relacionados con el contrabando o tráfico de personas, el trafico de drogas, la entrada y re-entrada ilegales, el fraude de visa, el robo de identidad, la posesión ilegal o el uso de documentos oficiales y los actos de violencia cometidos contra personas o bienes en o cerca de la frontera.

Con el fin de apoyar los esfuerzos de las operaciones de las Fuerzas de Tareas Conjuntas, el Director de ICE aumentará el número de agentes especiales y analistas en las Oficinas del Agregado ICE del Triángulo Norte y aumentará el número de miembros aprobados de la Unidad Transnacional de Investigación Criminal. Esta expansión de la huella internacional de ICE enfocará los esfuerzos nacionales e internacionales para desmantelar las organizaciones criminales transnacionales que están facilitando y aprovechando las rutas de contrabando hacia los Estados Unidos.

0. Información pública sobre los datos de los arrestos fronterizos

El Departamento tiene la obligación de cumplir su misión de una manera transparente y directa. El público tiene derecho a conocer, con un grado razonable de detalle, la información relativa a los extranjeros que entran ilegalmente en nuestras fronteras.

Por consiguiente, con el fin de promover la transparencia y renovar la confianza en la misión de seguridad fronteriza del Departamento, el Comisionado del CBP y el director del ICE elaborarán un método normalizado para la presentación de informes públicos sobre datos estadísticos relativos a los extranjeros detenidos en o cerca de la frontera por violaciones a la Ley de Inmigración. El método de presentación de informes incluirá una terminología uniforme y utilizará un formato que sea fácilmente comprensible por el público en un medio que pueda ser fácilmente accesible.

Como mínimo, además de la información estadística que se informa públicamente sobre los extranjeros detenidos, se debe incluir la siguiente información: el número de delincuentes condenados y la naturaleza de sus delitos; el predominio de miembros de pandillas y violadores de inmigración previos; el estatus de custodia de los extranjeros y, si es liberado, el motivo de la liberación y localización de esa liberación, y el número de extranjeros ordenados removidos y los extranjeros físicamente removidos.

P. No hay derecho privado de acción

Este documento solo proporciona orientación política interna del DHS, que puede modificarse, rescindirse o reemplazarse en cualquier momento sin previo aviso. Esta guía no tiene por objeto, no puede ni debe ser invocada para crear ningún derecho o beneficio, sustantivo o procesal, ejecutado en la ley por cualquier persona en cualquier asunto administrativo, civil o penal. Del mismo modo, estas directrices no imponen limitaciones a las prerrogativas legales de aplicación o litigio del DHS.

Al implementar esta guía, dirijo a los componentes de DHS a consultar con un abogado para asegurar el cumplimiento de todas las leyes aplicables, incluida la Ley de Procedimiento Administrativo.