Orden Ejecutiva Presidencial para hacer cumplir la Ley Federal con respecto a Organizaciones Criminales Trasnacionales y prevención del Tráfico Internacional


La Casa Blanca

Oficina del Secretario de Prensa

Para publicación inmediata

ORDEN EJECUTIVA

APLICACIÓN DE LA LEY FEDERAL CON RESPECTO A: Organizaciones criminales e impedir el tráfico internacional.

Por la autoridad conferida en mí como presidente, por la Constitución y las leyes de los Estados Unidos de América, se ordena lo siguiente:

Sección 1. Objeto. Organizaciones criminales transnacionales y organismos subsidiarios, incluyendo carteles de la droga transnacionales, se han extendido a lo largo de la Nación, amenazando la seguridad de los Estados Unidos y sus ciudadanos. Estas organizaciones dedicadas a obtener ingresos a través de la conducta ilegal generalizada, incluidos los actos de violencia y abuso que muestran una indiferencia insensible a la vida humana. Ellos, por ejemplo, se sabe que cometen brutales asesinatos, violaciones y otros actos de barbarie.

Estos grupos son los conductores de la delincuencia, la corrupción, la violencia y la miseria. En particular, el tráfico por los carteles de sustancias controladas ha provocado un resurgimiento en el abuso de drogas mortales y el correspondiente aumento de los delitos violentos relacionados con las drogas. Del mismo modo, la trata y el tráfico de seres humanos por parte de grupos criminales transnacionales podría crear una crisis humanitaria. Estos crímenes, junto con muchos otros, están enriqueciendo y fortaleciendo a estas organizaciones en detrimento de la población estadounidense.

Se requiere un enfoque integral y decisivo para desmantelar estos grupos del crimen organizado y restaurar la seguridad del pueblo estadounidense.

Sección. 2. Política. Será la política del poder ejecutivo:

(A) fortalecer la aplicación de la Ley Federal con el fin de frenar a las organizaciones criminales transnacionales y organismos subsidiarios, incluyendo bandas criminales, carteles, crimen organizado organizaciones y otros grupos involucrados en actividades ilícitas que presentan una amenaza para la seguridad pública y la seguridad nacional y que están relacionados con, por ejemplo:

(I) el tráfico ilegal y la trata de seres humanos, drogas u otras sustancias, la fauna, y las armas;

(II) la corrupción, la delincuencia informática, fraude, delitos financieros, y el robo de la propiedad intelectual; o

(III) la ocultación o transferencia del producto derivado de estas actividades ilícitas ilegal.

(B) asegurarse de que los organismos encargados de hacer cumplir la ley federal dan una alta prioridad y dedican recursos suficientes a los esfuerzos para identificar, interceptar, interrumpir y desmantelar las organizaciones criminales transnacionales y organizaciones subsidiarias, incluyendo a través de la investigación, detención y enjuiciamiento de los miembros de estas organizaciones, la extradición de los miembros de estas organizaciones para enfrenten la justicia en los Estados Unidos y, donde corresponda y en la medida permitida por la ley, la rápida expulsión de los Estados Unidos de los extranjeros que son miembros de dichas organizaciones;

(C) maximizar el grado en que todas las agencias federales comparten información y coordinan con las agencias federales la aplicación de la ley, según lo permitido por la ley, con el fin de identificar, interceptar, y desmantelar las organizaciones criminales transnacionales y organismos subsidiarios;

(D) mejorar la cooperación con contrapartes extranjeras en contra de las organizaciones criminales transnacionales y organismos subsidiarios, incluyendo, cuando sea apropiado y permitido por la ley, mediante el intercambio de inteligencia y aplicación de la ley de información y a través de una mayor asistencia al sector de la seguridad a los socios extranjeros por el Fiscal General y el Secretario de Seguridad nacional;

(E) desarrollar estrategias, bajo la dirección del Departamento de Estado, el Fiscal General y el Secretario de Seguridad Nacional, para maximizar la coordinación entre las agencias – como a través de las Fuerzas de Tarea contra la Delincuencia Organizada (OCDETF, o sus siglas en inglés), División de Operaciones Especiales , el Centro de Fusión OCDETF, y el Centro de Operaciones Internacional de Inteligencia  y Operaciones de Delincuencia  Organizado – para contrarrestar los delitos descritos en el inciso (a) de esta sección, en consonancia con la ley federal aplicable; y

(F) aplicar y apoyar los esfuerzos adicionales para evitar que el éxito de las operaciones de las organizaciones criminales transnacionales y organizaciones subsidiarias dentro y fuera de los Estados Unidos, para incluir la persecución de delitos auxiliares, tales como el fraude de inmigración y fraude de visas, y la incautación de los instrumentos de dichas organizaciones y la incautación del producto de su actividad criminal.

Sección. 3. Aplicación. En cumplimiento de la política establecida en la Sección 2 de esta Orden, el Secretario de Estado, el Procurador General, el Secretario de Seguridad Nacional, y el Director de Inteligencia Nacional, o sus representantes, deberán copresidir y dirigir el Grupo de Trabajo de Mitigación de Amenazas (TMWG, por sus siglas en inglés), el cual deberá:

(A) trabajar para mantener y mejorar la coordinación de los esfuerzos de las agencias federales para identificar, interceptar, investigar, procesar, y desmantelar las organizaciones criminales transnacionales y organizaciones subsidiarias dentro y fuera de los Estados Unidos;

(B) trabajar para mejorar el suministro de las agencias federales, recolección, presentación y el intercambio, y el acceso a los datos pertinentes a los esfuerzos federales contra las organizaciones criminales transnacionales y organismos subsidiarios;

(C) trabajar para aumentar la inteligencia y la aplicación de la ley de intercambio de información con los socios extranjeros que luchan contra las organizaciones criminales transnacionales y organismos subsidiarios, y para mejorar la capacidad operativa y la cooperación internacional;

(D) evaluar la asignación de recursos monetarios y de personal para la identificación, la intervención, y el desmantelamiento de las organizaciones criminales transnacionales y organismos subsidiarios, así como los recursos que deben redistribuirse hacia estos esfuerzos de las agencias federales;

(E) identificar las prácticas de las agencias federales, la ausencia de las prácticas y las necesidades de financiación que podrían obstaculizar los esfuerzos federales para luchar eficazmente contra las organizaciones criminales transnacionales y organismos subsidiarios;

(F) de revisión relevantes leyes federales para determinar las formas existentes en el cual se identifican, interceptar, y alteran la actividad de las organizaciones criminales transnacionales y organismos subsidiarios, y verificar qué autoridades reglamentarias, incluidas las disposiciones de la Ley de Inmigración y Nacionalidad, podría ser mejor aplicadas o modificadas para evitar que los miembros de estas organizaciones extranjeras o sus asociados obtengan entrada en los Estados Unidos y de la explotación del sistema de inmigración de los Estados Unidos;

(G) en aras de la transparencia y la seguridad pública, y en cumplimiento con todas las leyes aplicables, incluyendo la Ley de Privacidad, emitir informe al menos una vez por trimestre detallando las condenas en los Estados Unidos en relación con las organizaciones criminales transnacionales y sus filiales;

(H) en la medida considerada útil por los Copresidentes, y en su discreción, identificar métodos para las agencias federales para coordinar, según lo permitido por la ley, con el Estado, tribales y los gobiernos locales y los organismos encargados de hacer cumplir la ley, los socios encargados de hacer cumplir la ley extranjera, organizaciones de salud pública, y las organizaciones no gubernamentales con el fin de ayudar en la identificación, intervención y desmantelamiento de las organizaciones criminales transnacionales y organismos subsidiarios;

(I) en la medida considerada útil por los Copresidentes, y en su discreción, consultar a la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas en la ejecución de esta orden; y

(J) dentro de los 120 días siguientes a la fecha de esta orden, que presente al Presidente un informe sobre las organizaciones criminales transnacionales y organismos subsidiarios, incluyendo el grado de penetración de este tipo de organizaciones en los Estados Unidos, y la emisión de informes adicionales al año a partir de entonces para describir el progreso hecho en la lucha contra estas organizaciones criminales, junto con las acciones recomendadas para su desmantelamiento.

Segundo. 4. Disposiciones generales. (A) Nada en esta orden será interpretado para alterar o afectar de otro modo:

(I) la autoridad concedida por la ley para un departamento ejecutivo u organismo, o la cabeza de la misma; o

(Ii) las funciones del Director de la Oficina de Administración y Presupuesto en relación a las propuestas presupuestarias, administrativas o legislativas.

(B) Esta orden se llevará a cabo de conformidad con la ley y sujeto a la disponibilidad de créditos aplicables.

(C) Esta orden no pretende, y no lo hace, crea ningún derecho o beneficio, sustantivo o procesal, ejecutable en derecho o en equidad por cualquiera de las partes en contra de Estados Unidos, sus departamentos, organismos o entidades, sus funcionarios, empleados o agentes, o cualquier otra persona.

Donald J. Trump

LA CASA BLANCA,
9 de febrero de 2017